Zona Gamer

¡Aprende a construir tu propia PC Gamer!

Por Zona Zero Game

1. Primero lo primero, ¿Cuánto va a costarnos? 

Existe una relación directa entre desempeño y costos.

Lo más importante es tener en cuenta el nivel de rendimiento que esperas de la computadora para juegos que planeas construir. 

Construir una máquina potente con un presupuesto ajustado es puramente práctico: no es necesario pagar nada adicional para obtener un rendimiento de juego sólido.

Sin embargo, mientras más complejo sea lo que requiera el juego junto con los accesorios más recientes, los costos también aumentan. Cualquiera que sea la variante que elijas, el armado de la compu va a ser desde cero.

2. Focalizarse en el Hardware

El hardware es el motor de tu sistema de juego. Representa casi todo el rendimiento disponible, esto incluye velocidad, capacidad de respuesta, velocidades de cuadro y ejecución de múltiples aplicaciones a la vez (por ejemplo, jugar juegos mientras grabas el juego en video); otros accesorios y software pueden ayudar (y lo hacen) pero son solo complementarios y su efecto está determinado por las capacidades del hardware.


Elementos que necesitarás para el armado


Hardware:

• Placa Madre
• Procesador (CPU)
• Memoria de acceso aleatorio (RAM)
• Unidad (es) de almacenamiento
• Tarjeta de video / tarjeta gráfica / unidad de procesamiento de gráficos (GPU).
• Caja.
• Ventilador de caja.
• Adaptador de corriente.

Software:

• Sistema operativo (SO)

Periféricos:

• Monitor.
• Teclado para juegos.
• Mouse para juegos.
• Auriculares para juegos.

¡No menos importante querido gamer, es entender para que sirve cada componente de nuestra PC Gamer, entender las características de cada parte hará que las condiciones para nuestros juegos sea la óptima! ¡Vamos con un poco de teoría! 


Placa Madre


La placa base es el primer componente interno que debes elegir. La placa base determina las dimensiones físicas y el tamaño de la construcción de su PC, y también determina qué otro hardware puede usar la computadora; este es un punto crucial, ya que la placa base es la encargada de soportar el rendimiento que deseas que realice el sistema.

Por ejemplo, la placa base envía energía al procesador y, por lo tanto, la placa debe proporcionar suficiente energía para hacer funcionar el procesador.

La placa base también requiere una cierta clase de memoria, como B. DDR4, DDR3 o DDR2, y tiene un número limitado de ranuras, lo que afecta la velocidad y la eficiencia de la CPU.

La placa base también dicta el tipo de memoria (unidades) que se puede instalar. Esto afecta tanto al tamaño de la unidad (2, 5 pulgadas, mSATA o m.2) así como el tipo de interfaz (SATA o PCle).

Es probable que elijas la placa base en función de otros componentes que desees, pero la placa base es el punto de partida.



Procesador (CPU)


El procesador podría ser el componente más importante que elijas para la construcción de nuestra PC Gamer.

La memoria de trabajo y el almacenamiento alimentan al procesador, que controla cada transacción de datos dentro de la PC.

Al decidir qué CPU instalar, debe prestar atención a los gigahercios (GHz): cuanto mayor sea el número de GHz, más rápido será el procesador.

Es importante si está haciendo overclocking, ya que aumentará la cantidad de GHz. Naturalmente, el overclocking acelera los ciclos de reloj de la CPU para procesar mayores transacciones de datos con una mayor velocidad.

Es más importante encontrar un disipador de calor adecuado para el procesador, de modo que las temperaturas más altas no afecten el rendimiento del sistema.

Dato: el procesador debe ser compatible con la placa base que elijas.


Memoria de acceso aleatorio (RAM)


La memoria, o RAM, le da al procesador y GPU (unidad de procesamiento de gráficos) los recursos que necesita. Más gigabytes de memoria es un capital que puede traducirse en una velocidad del sistema más rápida, una capacidad de respuesta perfecta y velocidades de cuadro más altas.

Agregar memoria es una de las formas más rápidas, fáciles y asequibles de aumentar el rendimiento de cualquier sistema de juego, independientemente de su presupuesto, agregar la cantidad máxima de RAM es un requisito básico al construir una PC para juegos.



Unidades de almacenamiento


Hay dos opciones de almacenamiento en PC para juegos: una unidad de disco duro (HDD) o una unidad de estado sólido (SSD). Los discos duros utilizan platos giratorios y pequeñas piezas mecánicas para leer y escribir datos.

Los discos duros generalmente le brindan más espacio de almacenamiento (en GB), pero a medida que avanza la tecnología flash NAND, las capacidades de SSD continúan creciendo.

Los SSD utilizan celdas eléctricas para recibir y enviar datos, lo que permite un inicio más eficiente, mejores tiempos de almacenamiento y transferencia de archivos y hasta un 90% más de eficiencia energética.

La eliminación de pequeñas piezas móviles también hace que los SSD sean más duraderos.



Tarjeta de video / Tarjeta Gráfica / Unidad de Procesamiento de Gráficos (GPU)


Si deseas que tu computadora funcione mejor, deberás aumentar los recursos del sistema que necesitará para cumplir con esas expectativas.

Los gráficos nítidos requieren más memoria para manejar todos los detalles más finos y de una forma más realista: más GB de RAM equivalen a más potencia de gráficos para tu PC Gamer.

Las GPU vienen en una gama de precios extremadamente amplia, lo que podría aumentar significativamente lo que tenemos pensado gastar en el armado de nuestra PC Gamer.

Si quieres ver imágenes nítidas a través de un Procesador Gráfico de alta gama, vas a tener que darle los componentes que necesita para hacer su trabajo: un procesador potente, mucha RAM y un monitor nítido.



Gabinetes


El gabinete determina el aspecto de tu sistema, pero también afecta su rendimiento. Si planeas configurar el hardware para que funcione más rápido de lo que el fabricante ha certificado, es decir, overclockeado, es probable que las temperaturas del sistema sean más altas.

Como resultado, un gabinete con flujo de aire eficiente y espacio para ventiladores (coolers) adecuados ayudará a extender la vida útil de los componentes internos.